Feb 102009
 

Por su singular importancia transcribimos una Carta del Presidente de FERE, que hace referencia a la reciente Sentencia del Tribunal Supremo:

FALLO DEL TRIBUNAL SUPREMO SOBRE

«EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA»

 

Querido/a amigo/a,

Ante las consultas que nos están llegando acerca del reciente fallo del Tribunal Supremo sobre los recursos planteados a la asignatura «Educación para la ciudadanía y los derechos humanos» y sus posibles efectos, hemos estimado conveniente remitirte la presente circular, sin perjuicio del envío de un informe más detallado tan pronto como se conozca el texto íntegro de las sentencias.

1) Hasta la fecha únicamente disponemos de la información facilitada por la Oficina de Comunicación del Tribunal Supremo, mediante la emisión de la Nota de Prensa que te adjunto (Doc. FERE-CECA, Ref.: 06102).

 

2) El fallo hace referencia a cuatro recursos de casación sobre el derecho a la objeción de conciencia a la citada asignatura, procedentes del TSJ de Asturias (3) y del TSJ de Andalucía con sede en Sevilla (1).

 

3) El Pleno de la Sala Tercera del Tribunal Supremo concluye (con el voto favorable de 22 de los 29 Magistrados presentes) que, en los casos presentados, no existe el derecho a la objeción de conciencia y que los Decretos examinados de ESO, por sí mismos, no alcanzan a lesionar el derecho fundamental de los padres, para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

 

4) Jurídicamente, esta negativa afecta de forma directa y ejecutiva sólo a los alumnos cuyos recursos ha analizado y resuelto ahora el Tribunal Supremo y no al resto, aunque establece su postura ante supuestos análogos. Por ello, no podemos generalizar en este momento una orientación para todos los casos, sino que habrá que analizar la situación en que se encuentra cada alumno que haya presentado objeción a la asignatura:

 

a) Aquellos alumnos que dispongan de auto judicial declarando medida cautelar (de no asistencia a clase) o de sentencia estimatoria del Juzgado o del TSJ, no se verán ahora afectados por la sentencia del Tribunal Supremo salvo que, a la vista de esta sentencia, el Juzgado o el TSJ modifique dicha medida cautelar o se resuelvan desfavorablemente para los objetores, los recursos que pueda haber interpuesto la respectiva Administración educativa.

 

b) Aquellos alumnos que mediante instrucciones de la propia Administración educativa hubiesen quedado dispensados de asistir a clase de forma transitoria, mantendrán, en principio, esta situación a la espera de que la Administración adopte la decisión que estime oportuna, una vez conocido el texto de la Sentencia del Tribunal Supremo.

 

c) Respecto de los padres que manifiesten su voluntad de esperar a la resolución judicial de sus casos particulares, se respetará su decisión y se prorrogarán las medidas de atención previstas por los centros en tanto se pronuncien dichos órganos.

 

d) Respecto de los padres que manifiesten el deseo de que su hijo se incorpore a clase, y puesto que estamos a mitad de curso, se podrán articular actividades de recuperación (trabajos, etc.) para el alumno, incorporándose al sistema de evaluación continua y participando de la evaluación ordinaria de final de curso.

 

5) Con carácter general, tal y como expresamos en nuestra Nota de Prensa del pasado 28 de enero, cuya copia te adjunto (Doc. FERE-CECA, Ref.: 06103), hemos solicitado a las distintas Administraciones educativas una atención especial para que los alumnos objetores no se vean afectados negativamente por la Sentencia del Tribunal Supremo, en su expediente académico, de manera que se facilite la evaluación de estas materias sin mayor sobreesfuerzo.

 

6) Asimismo, creemos importante reiterar que los padres tienen reconocido constitucionalmente su derecho a elegir la formación religiosa y moral de sus hijos. Por ello, si en casos concretos, este derecho fuera vulnerado en centros de titularidad pública por programaciones didácticas o materiales alejados de la neutralidad ideológica, los padres podrán denunciar y acreditar estos hechos ante la Inspección educativa o los órganos judiciales.

 

7) Por último, en los centros privados con carácter propio, el titular garantizará que todos los contenidos transmitidos y los materiales empleados estarán en consonancia con el mismo, como salvaguarda del mencionado derecho de los padres. Por ello, sigue siendo muy importante la elaboración cuidadosa de dichas programaciones, la selección y formación del profesorado y la elección de los materiales didácticos de apoyo.

 

En los próximos días, te ampliaré esta información, una vez conozcamos y analicemos en profundidad los extremos de las mencionadas sentencias del Tribunal Supremo.

Sin otro particular, recibe un cordial saludo,

Manuel de Castro Barco

Secretario General

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(requerido)

(requerido)