Sep 212012
 

DOS CANTOS DE SAN VICENTE DE PAÚL

 

1. CANTO: “TRAS LAS HUELLAS DE VICENTE“

A mi puerta alguien llamó un buen día,

en mi puerta me esperó, pues El sabía,

que mi corazón estaba lleno de alegría,

que mi corazón a El le respondía.

Yo me sentí halagado por su elección,

yo me sentí confundido. ¡Vaya reacción!

Pero los pobres me gritaban

y Jesús me interrogaba.

¡Tras las huellas de Vicente caminaba!

VOY BUSCANDO UNA HUELLA

QUE SE ME PERDIÓ

EN EL VALLE, EN EL MONTE

O EN EL CORAZÓN

DE AQUEL QUE SUFRE Y MUERE

PORQUE NO CONOCE A DIOS.

¡TRAS LAS HUELLAS

DE VICENTE VOY YO!

La llamada que mi corazón hoy siente

me hace ir nadando contra la corriente

de una sociedad que sólo mata y miente

Y que siempre perjudica al inocente.

Quizá no pueda comprender que me elija a mi,

quizá yo tengo un gran miedo a decir que sí.

Sin muros ni barreras, ten tu puerta siempre abierta.

¡No lo dudes! ¡La llamada está siempre despierta!

– Los niños Mateo y Juan nos enseñar a representar los gestos de la canción:

 

http://www.youtube.com/watch?v=2PWJbRDl1Xc&feature=related

 

– Canto interpretado por los jóvenes de JMV

 

http://www.youtube.com/watch?v=x74jMoOEYe0

2. CANTO: “EL CORAZÓN DE SAN VICENTE DE PAÚL“

Oh Señor, dame una canción para Vicente de Paúl.

Una que pueda transmitir la gran urgencia del amor.

Lo imperativo de servir a los más pobres de los pobres.

Y el fuego abrasador por predicarles la verdad.

Oh Señor, dame como a él un corazón enardecido.

Que esté dispuesto de verdad a darlo todo por amor.

Que no se canse de entregarse sin medida en caridad.

Y que en los pobres reconozca tu presencia, Oh Señor.

Señor, la tierra gime de miseria y desgracia.

Y el egoísmo infecta el corazón de los hombres.

Cada vez hay más pobres Señor, cada vez más.

Y hace falta el corazón de San Vicente de Paúl.

Oh Señor, dale a mi canción el fuego de tu Santo Espíritu.

Para con ella yo encender la llama ardiente del amor.

Que la misión de Jesucristo que es amar a los más pobres brote en cada corazón como un fuego abrasador.

Oh Señor, dale a mi canción la fuerza viva de la gracia.

Para que el celo y el fervor de San Vicente de Paúl inunden cada corazón con caridad santa y urgente.

La dulce y santa caridad que Jesucristo nos mostró.

Daños Señor el corazón de San Vicente de Paúl.

 

http://www.youtube.com/watch?v=qSIR9kn-FM0

 

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(requerido)

(requerido)